¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Pueden los perros sufrir depresión estacional? Consejos y ayuda

Escrito por Adaptil, Publicado en 5 diciembre 2023

 

Cuando el tiempo se vuelve frío y los días se acortan, no es raro que los seres humanos empecemos a sentir esa tristeza invernal. De hecho, esta afección está tan extendida que ha recibido el nombre científico de trastorno afectivo estacional (TAE). Naturalmente, los amantes de los perros nos preguntamos si ellos también pueden sufrir depresión estacional. Exploramos el tema y compartimos algunos consejos para ayudar a los perros cuando hace frío.

 

¿Los perros sufren depresión estacional?

 

Aunque se sabe que los humanos sufren TAE, no hay pruebas científicas que indiquen que los perros padezcan la misma afección. Se cree que una de las principales causas del trastorno afectivo estacional es una menor exposición a la luz natural. Al fin y al cabo, la luz natural desempeña un papel crucial en la regulación del reloj corporal y la producción de "hormonas de la felicidad". Es posible que los perros dependan de la luz natural del mismo modo que los humanos, utilizándola para mantener su estado de ánimo y sus niveles de energía, pero no lo sabemos con certeza.

Esto no significa que nuestros amigos peludos no se vean afectados por la estación invernal. El cambio de tiempo suele provocar cambios en la rutina de los perros. Por ejemplo, puede incluir hacer ejercicio a horas diferentes del día o en condiciones húmedas y frías. El cambio de rutina y de condiciones puede resultar estresante para los perros en invierno y explicar algún cambio estacional en su estado de ánimo o comportamiento.

perros invierno

Curiosamente, un estudio de 2007 reveló que un tercio de los cuidadores de perros observaron en ellos signos que asociaban con la depresión cuando hacía frío, como dormir más y comer menos. Sin embargo, es importante recordar que esto no se debe necesariamente al TAE en sí.

Aunque no sabemos con certeza si los perros pueden padecer depresión estacional, debemos estar atentos a cualquier signo que pueda indicar que no se sienten lo mejor posible. Si le preocupa que su perro pueda estar afectado por el TAE o tenga dificultades con el frío, preste atención a estos comportamientos:

  • Menor interés por jugar o interactuar contigo.
  • Parece aletargado y duerme más de lo habitual.
  • Cambio notable en el apetito.
  • Se comporta de forma diferente, como ser menos capaz de asentarse o masticar objetos con más frecuencia.

Si observas algún cambio significativo en el comportamiento de tu perro, no lo atribuyas únicamente a la estación. Podría tratarse de un problema médico subyacente. Por ejemplo, podría tratarse de un dolor oculto que provoque un estado de ánimo "bajo". En estos casos, lo mejor es consultar al veterinario. Él podrá decirte si hay algo de lo que preocuparse y aconsejarte en consecuencia.

perros invierno 2

También ayuda recordar que cada perro tiene su propia personalidad.

En resumen, no debes comparar el comportamiento de su perro con el de otros perros. Algunos pueden ser más enérgicos por naturaleza, mientras que otros son más tranquilos. Es esencial comprender qué hace feliz a tu perro y asegurarse de que esas cosas sean constantes, especialmente durante los meses de invierno.

 

¿Cómo ayudar a los perros cuando hace frío?

 

Hay varias razones por las que el comportamiento de un perro puede ser diferente en invierno. A continuación, hemos resumido algunas de las principales razones y hemos incluido algunos consejos para ayudarles a superar el frío:

 

  • Cambio de rutina: a los perros les gusta la constancia. Un cambio repentino en su rutina diaria, debido a las condiciones frías y húmedas del invierno, a menudo puede alterarlos. Una opción para contrarrestarlo es utilizar un difusor ADAPTIL Calm cerca de su cama. Este difusor libera feromonas apaciguadoras que hacen que se sientan seguros en casa.

  • Estimulación mental y física: aunque el ejercicio es un conocido estimulante del estado de ánimo, también lo es la estimulación mental. En invierno, los perros pueden pasar poco tiempo al aire libre, por lo que se recomienda incorporar actividades de interior, como juegos con olores, golosinas escondidas o comederos rompecabezas. Pueden ser muy eficaces para mantener a un perro nervioso más entretenido y feliz.

  • Luz solar: al igual que la luz solar es beneficiosa para los seres humanos, también puede serlo para los perros. Haz un esfuerzo para que entre la mayor cantidad de luz solar en tu casa durante el día y mantenga los paseos al aire libre siempre que sea posible. Aunque el tiempo no sea perfecto, los paseos a la luz del día pueden ser beneficiosos tanto para ti como para tu peludo. Si no podéis salir a pasear durante las horas de luz, considera la posibilidad de buscar la ayuda de un paseador de perros.

Interacción social: los perros son criaturas increíblemente sociales. Establecen vínculos profundos con sus familias. Incluso durante los ajetreados meses de invierno o las temporadas festivas, es crucial asegurarse de que pasáis tiempo de calidad juntos y de que tenéis interacciones positivas.

Imagen8-1
  • Tu estado de ánimo: los perros son empáticos y a menudo reflejan nuestro estado de ánimo. Si te sientes mal durante el invierno, es posible que tu perro capte esas emociones.

  • Problemas de comportamiento: si tienes un perro nervioso o notas signos constantes de miedo o frustración, puede deberse a problemas de comportamiento subyacentes. Por ejemplo, hay cosas que ocurren más durante el invierno que pueden ser preocupantes, como los fuegos artificiales o más visitas en casa. Lo mejor es pedir consejo a tu veterinario y consultar a un especialista en comportamiento acreditado. Ellos le ayudarán a comprender los problemas subyacentes que pueda tener tu perro y le aconsejarán la mejor forma de tratarlos con un plan individual para mejorar su estado de ánimo.

perros invierno 4

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?