¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

8 consejos para enseñar a tu cachorro dónde hacer sus necesidades

Escrito por Adaptil, Publicado en 26 mayo 2021

Adoptar un cachorrito es un momento muy emocionante y divertido. Sin embargo, también requiere mucho esfuerzo. Tu amiguito tiene mucho que aprender, y comenzar a enseñarselo puede ser complicado.

Si hablamos de su educación, deberías comenzar a educar a tu cachorrito  cuando tenga entre 12 y 16 semanas de edad. Llegado este momento, tendrá el control suficiente sobre sus esfínteres para aprender a aguantarse. Si tu cachorro tiene mucho más de 12 semanas cuando llegue a casa y está acostumbrado a hacer sus necesidades en una jaula, es posible que tardes más en adiestrarle.

Pero, sin importar la edad de tu perrito cuando comiences, con los consejos que te ofrecemos a continuación (y una ayudita) sabrás cómo enseñarle dónde hacer sus necesidades.

Ocho pasos esenciales para enseñar a tu cachorrO

1. Deja que tu perrito tenga su propio espacio

¿A que a veces te gusta que te dejen tranquilo un rato? Pues a tu cachorro le pasa lo mismo. A los cachorros les gusta tener un espacio propio, normalmente un espacio delimitado, su trasportín, su cama o una parte de una habitación, donde cobijarse. Con un poco de tiempo y refuerzo, poco a poco podrás ir dándole a tu cachorro más libertad para pasear por la casa a sus anchas y dedicar un rato a sacarle con su correa para que haga sus necesidades. Pronto aprenderá la diferencia entre estar dentro y fuera de casa.

2. La rutina es fundamental

No permitas que tu cachorro te agobie. Procura que la hora de comer, el ejercicio y las salidas para hacer sus necesidades tengan lugar siempre a las mismas horas. Establecer una rutina es importante. De este modo, tu cachorro no solo aprenderá lo que puede esperar y facilitar los momentos dedicados a hacer sus necesidades, sino que también se sentirá más tranquilo y seguro al tener un horario claro. Para reforzar el aprendizaje, procura darle de comer a la misma hora cada día y retirar la comida cuando acabe. Después de esperar un ratito para que haga la digestión, deberás sacarle para que haga sus necesidades.ADAPTIL Ocho pasos esenciales para enseñar a tu cachorrito 3

3. Ayúdale a sentirse cómodo

¿Tu cachorrito cuenta con un lugar tranquilizador donde quedarse cuando tú no estás? Si se siente inquieto o nervioso, es posible que haga sus necesidades involuntariamente, por lo que debes crear un espacio donde se sienta seguro. Elige un lugar para dormir cálido y confortable, con una cama y una manta, y deja en la cama alguna pertenencia tuya, como una prenda de ropa, para darle seguridad. Poner a su alcance juguetes para morder seguros y otras distracciones también le mantendrá ocupado y tranquilo. Los puzles y el sonido de la música o de una radio también son buenas formas de asegurarse de que no se siente solo.

4. Usa un espacio delimitado

Puedes delimitar un espacio en tu salón, creando como un pequeño parque para él.

Que tu cachorrito pase tiempo dentro de un espacio delimitado mientras aprende dónde hacer sus necesidades puede ser de mucha ayuda . También te permite observarle para detectar signos de que necesita hacer sus necesidades. Cuando tu cachorro gimotea, camina en círculos, olfatea, ladra o se rasca, te está indicando a su manera que tiene que ir al baño y necesita que le saques.

Tener una zona delimitada también es un modo estupendo de crear un lugar donde tu cachorro se sienta seguro y cómodo. Para reforzar esa sensación de seguridad, no uses nunca esa zona para castigarle. Haz que sea lo más acogedora posible poniendo dentro mantas y juguetes y procura que sea una zona reservada solo para tu cachorrito. Debe ser lo bastante grande para que se ponga de pie, se dé la vuelta y se tumbe, pero no tanto que pueda llegar a usar un rincón para hacer sus necesidades dentro. También deberás ampliarla a medida que crezca.

5. Sácalo a la calle

Saca a tu perro tantas veces como sea posible. Si le sacas regularmente a la calle (por ejemplo, a primera hora de la mañana y después al menos una vez cada hora), podrá hacer sus necesidades y no estará desesperado por salir.

Algunas de estas salidas deben tener lugar cuando se despierte de la siesta y después de comer. También debería salir por la noche, justo antes de ir a dormir, nada más levantarse y antes de dejarlo solo, sin importar el tiempo que vaya a estarlo.

6. Reserva un lugar

Mientras le enseñas dónde hacer sus necesidades, puede ser útil llevar a tu cachorro al mismo lugar cada vez, ya que su olor le impulsará a hacer allí sus necesidades. Debes acompañar a tu cachorro cuando salga, por lo menos hasta que haya aprendido. También es buena idea pasar fuera más tiempo del que crees necesario, ya que es frecuente que los cachorritos quieran hacer pipí más de una vez.

7. Refuerza el adiestramiento con premios

¡Lo que tu cachorrito necesita es amor! Premiar a tu cachorro con golosinas o mimos le ayudará a entender que lo que está aprendiendo es algo bueno. Una de las mejores formas de reforzar su adiestramiento es esperar a que haga lo correcto y luego colmarle de caricias y atención.

Establecer una palabra clave también es un buen modo de animarle a salir fuera. Cada vez que tu cachorro salga y parezca estar a punto de hacer sus necesidades, di la palabra. Prémiale y mímale cuando haya terminado. Tu cachorrito pronto aprenderá lo que significa esa palabra y podrás usarla como señal cada vez que abras la puerta para dejarle salir.

ADAPTIL Ocho pasos esenciales para enseñar a tu cachorrito 48. Acepta que los accidentes suceden

No castigues nunca a tu cachorro por hacer sus necesidades accidentalmente. Esto puede provocarle sentimientos negativos o incluso dañar tu relación con tu fiel amigo. Si pillas a tu cachorro haciendo sus necesidades en casa, da una palmada fuerte o haz un ruido seco y breve para llamar su atención. Intenta usar siempre la misma palabra (como "¡No!") o ruido cada vez. Si has encontrado la prueba del delito, pero no le has pillado in fraganti, no le grites ni hagas nada. Tu cachorro no sabe asociar tu enfado con su error, y esto puede perjudicar su progreso y vuestra amistad. Límpialo todo con un limpiador enzimático en lugar de un limpiador a base de amoniaco. De esta forma eliminarás el olor y evitarás que tu cachorro vuelva a usar el mismo lugar.

Estos accidentes son comunes en cachorritos de hasta un año. Puede deberse a que el periodo de aprendizaje no ha finalizado, a un cambio en el entorno del cachorro o al estrés. Cuando sucedan, no pierdas la paciencia y continúa con  su educación. Si tu cachorrito no parece aprender y has probado los métodos anteriores, vale la pena consultar al veterinario para descartar posibles problemas de salud.

Usar un collar ADAPTIL Junior puede contribuir a facilitar el proceso de aprendizaje y mejorar la socialización de tu cachorro. El collar ayuda a tu cachorro a disminuir su estrés transmitiéndoles "mensajes tranquilizadores" que les ayudan a sentirse cómodos y seguros. Con este apoyo, podrás potenciar su aprendizaje y lograr que se convierta en un perro adulto seguro de sí mismo, equilibrado y bien adiestrado.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?