¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Cómo enseño a mi cachorro a sentarse?

Escrito por Adaptil, Publicado en 13 septiembre 2022

Enseñar a tu cachorrito a sentarse es una parte importante de su adiestramiento inicial. Es un modo estupendo de captar su atención, puede enseñarle a quedarse quieto y tranquilo... ¡y además ayuda a controlar toda esa energía que le desborda!  

Vamos a explicarte un par de técnicas sencillas que puedes usar para enseñar a tu cachorro a sentarse cuando se lo digas. 

Métodos para enseñar a tu cachorro a sentarse 

ADAPTIL_ como ensenar a sentarse a perro

Atrapa el momento 

Si quieres enseñar a tu perro a sentarse, observa con atención los momentos en los que se sienta por propia voluntad y "atrapa" el momento. Espera hasta que tu cachorro se siente por sí solo y pronuncia una palabra clave, como "¡Bien!" o "¡Sí!" para que el cachorrito sepa que ha hecho algo bueno. Si premias a tu cachorro con una golosina, hazlo siempre después de pronunciar la palabra clave y cuando se haya sentado. 

Si enseñas a tu cachorro con un grillo o clicker, haz clic en el momento en el que se siente y dale una golosina inmediatamente. A continuación, da un paso atrás o apártate para animarle a que se levante, y espera a que vuelva a sentarse. Cuando el cachorro vaya a sentarse de nuevo, di la palabra clave para reforzar el mensaje y, cuando se siente, dale un premio.  

Pedirle que se siente cuando quiere jugar es un modo ideal de que tu cachorro asocie el sentarse con un premio y, además, estará encantado de jugar contigo. 

 

Convence a tu cachorro con un reclamo 

¿Te gustan las golosinas? A tu cachorro también le gustan. El adiestramiento con reclamo consiste en ofrecer un premio especialmente atractivo, como su golosina o juguete preferido, para lograr que tu cachorro se siente.  

Para conseguirlo, sostén la golosina delante de su hocico y elévala poco a poco por encima de su cabeza. Cuando alce la cabeza, su trasero descenderá de forma natural. Di "siéntate" justo antes de que su trasero toque el suelo y, a continuación, di "bien" u otra palabra clave cuando ya esté sentado. ¡No te olvides de darle la golosina cuando te haya obedecido! 

Repítelo una o dos veces para reforzar el mensaje. Posteriormente, prueba a omitir el reclamo y simplemente usa la orden "siéntate". Puede llevar algún tiempo, y es posible que necesites animar a tu perro llamándole la atención con la mano o haciendo alguna señal si le resulta complicado, pero debes ser paciente y seguir animando sin descanso a tu cachorro. 

 

Sé constante y paciente 

Una vez que tu cachorro haya aprendido a sentarse cuando se lo mandes, tan solo necesitarás utilizar esa orden o una señal fija con la mano (como cerrar el puño o hacer un gesto con la palma hacia arriba) para animarle a sentarse. ¡Procura darle siempre un premio a tu cachorro cuando te obedezca! 

Prueba a premiarle solamente cuando haya apoyado el trasero en el suelo y lleve unos instantes sentado. Prolongar el tiempo que tardas en darle su premio puede animarle a pasar más rato sentado. Jamás debes forzar físicamente a que se siente, ya que esto puede resultar confuso o molesto para algunos perros. 

Crea buenos hábitos 

Una vez que tu cachorro haya aprendido a sentarse, esto puede convertirse en su manera de decir "por favor” y “gracias". Por ejemplo, puedes enseñarle a sentarse junto a la puerta para indicar que necesita salir o a esperar sentado tranquilamente a que le des de comer. Enseñar a tu mejor amigo a sentarse también resulta muy práctico cuando se encuentre ante una nueva situación y deba mostrarse educado. 

Para ayudar a tu cachorro a sacar el máximo provecho de su adiestramiento, puedes usar ADAPTIL Junior. Es una solución eficaz para tranquilizar a tu cachorro y contribuye a que aprenda más rápido y con más facilidad. Su eficacia está clínicamente demostrada y también ayuda a los cachorros a superar las dificultades de la adopción y el aprendizaje, entre otras situaciones. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?