¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

5 formas de estimular mentalmente a los perros en invierno

Escrito por Adaptil, Publicado en 16 enero 2024

 

¿Alguna vez has querido saber cómo es el día de Navidad desde la perspectiva de un perro? Pues déjame que te lo cuente...
¡Qué alegría es el día de Navidad! Es una época en la que la gente se reúne, ya sean familias, amigos o desconocidos. Y nosotros, los perros, disfrutamos del ajetreo y el bullicio. Con la emoción y el amor que sentimos al ver a nuestros dueños, es fácil que nos dejemos llevar por el momento. Pero, por otro lado, también es un momento en el que los amigos peludos, como yo, podemos sentirnos nerviosos o estresados.

Entran y salen visitas de mi casa

 

Desde la perspectiva de un perro, mucha gente puede resultar abrumadora. Es fácil que mi humano se distraiga y se emocione en Navidad. Por eso, lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que todos los invitados sepan cómo interactuar conmigo o con cualquiera de mis otros amigos de cuatro patas.

Si soy un perro nervioso, asegúrate de que mis amigos y familiares estén al tanto para que pueda acercarme a saludar. Tener mi propio espacio seguro donde pueda retirarme a dormitar y descansar sin ser molestado también me hará sentir mucho más feliz. ¿Qué tal si me das un buen juguete para masticar o un comedero rompecabezas para mantenerme contento mientras estoy lejos de todo el ajetreo?

 

¡Vigila con la comida y los huesos!

 

¿Ha oído alguna vez la frase "dale un hueso al perro"? Pues si estás pensando en regalar uno, ¡piénsatelo otra vez! Al ingerirlos, pueden causarme dolor y, potencialmente, una visita urgente al veterinario, ¡y desde luego no queremos eso! Mi consejo más importante para los padres de peludos es que se aseguren de que los desechan y los dejan fuera de nuestro alcance.

Y si con mis irresistibles ojos de cachorrito te dan ganas de darnos un capricho, siempre hay otras formas de que nos metamos en nuestra propia cena de Navidad. La carne de pavo sin sazonar (sin huesos ni piel), las zanahorias, las judías verdes y las patatas al natural están bien, como plato único. Eso sí, ¡ten cuidado con los cambios bruscos en mi dieta, que me pueden sentar mal al estómago! 

perros navidad

No me abandones a mi suerte, ¡recuerda que sigo aquí!

 

A veces me siento olvidado, sobre todo cuando me visita mucha gente y no me prestan atención.

Desde la perspectiva de un perro, parece como si nuevas personas hubieran entrado en mi casa y mis papis ya no me tuvieran en su radar. Y a veces eso está bien, porque significa que podemos hacer alguna trastada sin que nos pillen in fraganti.

Pero, sobre todo para un perro nervioso, que nos abandonen a nuestra suerte puede hacer que nos sintamos asustados e incómodos. Independientemente de lo ocupado que estés, no olvides darnos un poco de cariño. La rutina es una parte importante de nuestras vidas y nada nos hace tan felices como los paseos y los juegos diarios.

 

¡Vigila con el árbol de navidad!

 

Hablemos ahora de los árboles de Navidad. Para un perro como yo, son bastante interesantes. Son altos, coloridos, con muchas luces y destellos. Y, a menudo, podemos verlo como algo bonito para morder, algo con lo que jugar, ¡o incluso otro nuevo lugar para marcar nuestro territorio!

El mayor accidente que podemos cometer es volcarlo por completo... ¡Pero algunos humanos van un paso por delante, con un pequeño truco inteligente! Utilizar una base con peso puede ayudar a evitar que ocurra este percance.

Y por último, pero no por ello menos importante, cuidado con los peligros del árbol de Navidad para los perros. Al fin y al cabo, algunos abetos pueden producir aceites que pueden sentarnos mal a los perros si los ingerimos. Las agujas también están afiladas, lo que podría herir nuestras patas.

Vigílanos y asegúrate de que no nos metemos en demasiados problemas con estos árboles tan altos.perros navidad 2

Los ruidos fuertes me PUEDEN MOLESTAR Y DAR MIEDO

 

Los perros somos muy sensibles a los ruidos fuertes y en esta época de fiestas necesitamos que nos ayudes.

Si tu perro es sensible a los ruidos fuertes, como a los petardos tan comunes en estas fiestas, fuegos artificiales o juguetes nuevos y ruidosos, prepárate y llévanos a un lugar seguro.

Considera enmascarar cualquier ruido con música relajante o poner una manta sobre su cama o caja. Un masticable o un comedero de rompecabezas con sabrosas golosinas en el interior nos ayudarán a distraernos.

Recuerda que Adaptil Chew puede ser tu mejor aliado frete a los ruidos fuertes. Ayudando a calmar a tu perro rápidamente a través de sus comprimidos masticables. También puede apoyarte del difusor de Adaptil Calm Home para que se sienta siempre seguro y tranquilo en casa.

 

ManteneN la calma esta Navidad con ADAPTIL

 

Ahora que ya sabes más sobre el día de Navidad desde la perspectiva de un perro, esperamos que esto te ayude a comprender que los perros sentimos muchas emociones en estas fechas. Si te preocupa cómo va a afrontar tu cachorro las fiestas, ponte en contacto con tu veterinario o habla con un especialista en comportamiento antes de Navidad para que te explique cómo cuidarnos mejor.

perros navidad 3

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?